MUNDIAL: CONTROL DE ACUICULTURA

 El constante incremento de la industria acuícola obliga a comenzar a aplicar un enfoque de sostenibilidad, que busquen variantes a la hora de encontrar el alimento adecuado para utilizar en los criaderos, reconociendo los efectos del cambio climático en los océanos. Esto se extrae de un informe del Worldwatch Institute. Según éste, el crecimiento sin control de la acuicultura podría llevar a la degradación de la tierra y hasta de los hábitats marinos. Además, la falta de regulación llevaría al aumento de especies invasoras, una mayor susceptibilidad de los pescados a las enfermedades y a una disminuida reserva de especies silvestres. En el año 2011, la acuicultura alcanzó su pico más alto en la historia, produciendo 150 millones de toneladas.
 

Fecha: 

Lunes, Octubre 29, 2012 - 14:45