ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO - ENERO 2020

Fecha: 

Miércoles, Enero 1, 2020
ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO
 
El 2019 le da paso a un 2020 con perspectivas más positivas
 
Se espera que el crecimiento de la producción mundial de pescado durante 2019 sea plano en términos interanuales, con un total de 177,8 millones de toneladas. El sector de la acuicultura sigue una trayectoria de crecimiento constante y ascendente, y se estima que los volúmenes aumentaron un 3,9 por ciento el año pasado. La mayoría de las especies de peces de cultivo comercialmente importantes, como el salmón, la tilapia y el pangasius, lograron sólidas ganancias de producción en 2019, aunque la imagen para el camarón de cultivo es menos clara debido al lento crecimiento en Asia. El aumento en la producción acuícola se contrapone a una caída estimada del 3,4 por ciento en las capturas, en gran parte impulsada por la fuerte disminución para la anchoveta peruana. En otros lugares, la oferta de cefalópodos ha sido escasa y las capturas de bacalao también han sido limitadas. Sin embargo, la producción de atún fue mejor y la presión de la oferta ha llevado los precios a la baja. El origen silvestre ahora representa el 45 por ciento del pescado que comemos, y su participación continúa disminuyendo.
 
El año pasado fue un desafío para el comercio mundial. Las dos economías más grandes del mundo, China y los Estados Unidos de América, se enfrentaron en un conflicto comercial y el progreso en las negociaciones ha sido lento. Las diversas fases del Brexit han estado marcadas por una dirección incierta y la tensión política. La confianza empresarial está sufriendo y la desaceleración se hizo evidente en muchas grandes economías.
 
El mercado mundial de productos pesqueros es muy sensible a las condiciones económicas más generales, y la combinación de una demanda tambaleante, más aranceles y la incertidumbre prolongada causaron un gran impacto en el sector durante 2019. Tras el crecimiento del 4 por ciento en 2018, el valor comercial total se contrajo en términos de dólares estadounidenses durante 2019, cayendo 1,42 por ciento a USD 160,5 mil millones, siendo la reducción de volúmenes un factor relativamente más importante que la caída de precios. Sin embargo, al mismo tiempo, un dólar estadounidense en general más fuerte también contribuyó a una disminución en los ingresos por exportaciones, medidos en otras monedas.
 
Los precios mundiales del pescado mostraron niveles excepcionales de volatilidad en 2019, debido a la variabilidad de la oferta combinada con la incertidumbre comercial. Se registraron mínimos y máximos de varios años para muchas especies importantes comercializadas, tanto silvestres como de cultivo. Los precios del salmón del Atlántico cayeron abruptamente a mediados de año antes de comenzar una recuperación notable para alcanzar alturas casi récord a fines de 2019. En el último trimestre del año, las buenas capturas de atún en el Pacífico llevaron a la baja los precios del barrilete congelado a niveles no vistos en una década.
 
En Vietnam, los precios récord del pangasius en 2018 sirvieron como un poderoso catalizador para la rápida expansión en el Delta del Mekong, pero el incremento de los volúmenes hizo que los precios de exportación bajaran un 35 por ciento en el transcurso de 2019. En general, el Índice de Precios de Productos Pesqueros de la FAO cayó alrededor de 10 puntos desde septiembre de 2018 hasta septiembre de 2019.
 
El impacto del conflicto comercial entre los Estados Unidos de América y China provocó que las exportaciones de productos pesqueros de China sufrieran un impacto significativo en 2019, mientras que las importaciones estadounidenses también cayeron. Los productores de camarones, como India y Tailandia, también experimentaron una disminución en los ingresos por exportaciones. Sumadas, las exportaciones asiáticas de productos pesqueros cayeron aproximadamente USD 1,55 mil millones en 2019. Los obstáculos económicos y problemas comerciales asociados al Brexit también contribuyeron a una desaceleración general en el comercio de productos pesqueros en la UE28, el mercado individual más grande del mundo para productos pesqueros. En América del Sur, el crecimiento de las exportaciones se mantuvo en 2019, debido en gran parte al aumento sustancial de las exportaciones de camarón de Ecuador a China. Las medidas severas de China contra el contrabando desde Vietnam han ayudado a impulsar las importaciones de proveedores alternativos.
 
Después de un año difícil con cambios en la oferta, volatilidad de precios, tensión geopolítica y desafíos económicos, las perspectivas para el 2020 son algo más positivas. Aunque el Brexit finalmente sucedió, los términos precisos de la futura relación comercial británica con la UE27 aún no están claros. Para los productos básicos comercializados más importantes, se espera que el crecimiento de la oferta disminuya o se mantenga estable, y si la demanda mejora, esto debería hacer que los precios vuelvan a subir. Como contrapartida, el conflicto comercial entre los Estados Unidos de América y China aún está lejos de resolverse y el impacto negativo del reciente brote de 2019-nCoV en el comercio mundial puede ser significativo, particularmente en China.