CARIBE: LA AMENAZA DEL PEZ LEÓN

 

 

 

 

 Las actividades pesqueras de una vasta región del Atlántico tropical occidental,  desde Bermuda hasta Barbados,  se encuentran en serios problemas por la invasión del pez conocido como pez león. Este animal, cuyo hábitat natural son las lagunas y arrecifes del Océano Índico tropical y el Pacífico Occidental, representa una de las peores invasiones marinas hasta ahora conocidas, a tal punto que varios científicos han catalogado a este evento como una "plaga de proporciones bíblicas". El problema comenzó en 1992, cuando el huracán Andrew aparentemente destruyó un importante acuario en el estado de Florida, en Estados Unidos, y permitió que varios ejemplares ganaran el mar; pero recién en el 2010 se detectó la explosión de este pez en las Bahamas. Autoridades de todo el Caribe hacen un llamado a la población para intentar deshacerse de esta especie, que supone un riesgo tremendo para los ecosistemas existentes en la zona y para la economía pesquera, puesto que aparentemente no posee ningún enemigo natural en las aguas, por lo cual se reproduce a gran velocidad, pudiendo  llegar a colocar hasta 30 mil huevos cada cuatro días. Los expertos han propuesto una extraña solución, pero al parecer, la única verdaderamente factible: pescar y comerse al pez.  Es por eso que ya se ha comenzado a trabajar en la campaña para eliminar la amenaza del pez león, y la población ya está siendo alentada a que consuma la carne de este pescado, la cual se considera muy sabrosa, similar a la carne del pargo. Cabe destacar que el pez león se alimenta de crustáceos y camarones, aunque también de peces más pequeños. Además, posee glándulas venenosas que son también peligrosas para los humanos: provocan dolorosas heridas que pueden llegar a causar parálisis respiratoria, insuficiencia circulatoria y fiebre, aunque los síntomas suelen desaparecer luego de uno o dos días.

Fecha: 

Martes, Noviembre 13, 2012 - 12:15