Economía Mundial del Sector Pesquero - Julio 2017

Fecha: 

Sábado, Julio 1, 2017

ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO

Los precios suben para las especies clave a medida que la mejora de las condiciones económicas revitaliza la demanda de productos pesqueros

Se espera que la producción mundial de pescado y productos pesqueros aumente un 1,1 por ciento en 2017; una tasa ligeramente acelerada de crecimiento en comparación con la cifra equivalente del año pasado. La diferencia se explica en gran parte por la finalización de El Niño y la consecuente recuperación de los volúmenes de captura para ciertas pesquerías, particularmente la pesquería de anchoveta en América del Sur. Mientras tanto, se prevé que la producción de acuicultura siga creciendo a una tasa similar a la del año pasado. Según las proyecciones recientes de la OCDE y la FAO, este sector representará la mayoría de toda la producción (incluidos los usos no alimentarios) en 2022. Debido al fuerte incremento de la demanda en todo el mundo, se exportará una proporción considerable de la producción mundial, y se espera que el valor del comercio mundial de pescado y productos pesqueros crezca un proyectado 5,8 por ciento a US$ 150,9 mil millones en 2017.

Los indicadores macroeconómicos clave en varias regiones del mundo están mostrando tendencias positivas al alza en 2017, lo que refleja una lenta pero estable recuperación del crecimiento económico después de un largo período de inactividad del mercado donde se registraron caídas a niveles muy bajos en las tasas de interés. Dado que el crecimiento del ingreso está fuertemente correlacionado con el aumento del consumo de proteínas animales, incluyendo los productos pesqueros, esto se traduce directamente en una mayor demanda de pescado en todo el mundo. Aunque la producción también aumentó, este crecimiento de la demanda está teniendo un efecto al alza relativamente más fuerte sobre los precios que lo que el incremento de los volúmenes de oferta hace en dirección opuesta, impulsando hacia arriba el Índice de Precios de Productos Pesqueros de la FAO (FPI) por 7 puntos interanuales a partir de abril de 2017.

 

Los precios más altos para el salmón, el camarón, el atún, los pequeños pelágicos -especialmente la caballa- y la categoría “otros pescados” están detrás del aumento del FPI. Los subíndices de estos grupos de especies crecieron 22, 11, 8, 32 y 9 puntos, respectivamente, durante el mismo período de tiempo. En el caso del salmón, la creciente demanda mundial y la continua oferta ajustada tras las mortalidades causadas por la floración de algas en Chile han llevado los precios a niveles récord. Para el camarón, la buena demanda en los mercados occidentales y asiáticos compensó los aumentos de la producción. En el caso del atún, las nuevas cuotas asignadas y las malas capturas explican el incremento de los precios, mientras que los cefalópodos y los bivalvos son los principales responsables del aumento de la categoría “otros pescados”. El pescado blanco fue la única categoría en la que los precios al por mayor cayeron (-5 puntos). La causa principal fue la debilidad de la demanda en los principales mercados de pangasius y tilapia.

Respecto a los principales exportadores de pescado del mundo, se espera que India y Chile sean los más destacados durante 2017. En el caso del primero, las extraordinarias cosechas de camarón vannamei de acuicultura son el principal factor del esperado aumento de US$2,3 mil millones (+41 por ciento) en 2017. Para Chile, la suma de la recuperación de los volúmenes de cosecha de salmón y el alto nivel de precios de los productos de salmón será equivalente a un incremento proyectado de US$ 1,6 mil millones (+30 por ciento) en el valor de las exportaciones. Se prevé que Ecuador (principalmente camarón y atún), Perú (principalmente harina y aceite de pescado) y Noruega (principalmente salmón, demersales y pequeños pelágicos) registren crecimientos sustanciales en las exportaciones de este año. En cuanto al sector importador, se espera que tanto los mercados desarrollados como en desarrollo tengan un buen rendimiento en 2017. En particular, se prevé un importante crecimiento de las importaciones en los mercados emergentes del sudeste asiático, mientras que los tradicionales "tres grandes", Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, observarán la demanda de productos pesqueros estimulada por la mejora de las condiciones económicas.

También se espera que el comienzo de año, en líneas generales positivo, para los mercados mundiales de productos pesqueros se mantenga en la segunda mitad del 2017, aunque es probable que el aumento de los volúmenes de oferta de camarón, salmón, harina de pescado y aceite de pescado ejerza cierta presión a la baja sobre los precios de estos productos pesqueros muy populares. En otros acontecimientos, en la reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Océano en Nueva York, del 5 al 9 de junio de este año, se destacaron como áreas clave de atención el freno de los abusos de los derechos humanos en la industria pesquera, la reducción de la contaminación por residuos plásticos, la conservación de las poblaciones de peces y el impacto del cambio climático. En la conferencia, los gobiernos, los organismos de las Naciones Unidas, las organizaciones no gubernamentales (ONGs) y el sector privado asumieron más de 1 000 compromisos voluntarios relacionados con una serie de objetivos comprendidos en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 para conservar y utilizar de manera sostenible los mares, océanos y recursos marinos.